6. CONCLUSIONES

6. CONCLUSIONES

Alguien se podría preguntar también si en la actualidad hay empresas que compitan básicamente utilizando Business Intelligence, y la respuesta es afirmativa. Existen en la práctica y en la literatura muchos ejemplos de empresas globales como 3M, Federal Express, Capital One, Marriott International, Walmart y Amazon.

Hemos recurrido a este tipo de empresas a fin de que puedan ser identificadas, aunque debemos resaltar que pueden obtenerse idénticos resultados en organizaciones de reducido tamaño. Por ejemplo, en el caso de una papelera, se construyó un modelo de análisis de los costes de mantenimiento y reparación de sus máquinas que alcanzaban un coste anual de 600.000€ con el objetivo de reducirlos un 5%; el resultado de reducción de costes del primer año fue superior al importe previsto, por lo que se consiguió un payback inferior al año.
El caso de Amazon es especial, ya que utiliza la información de otros compradores para recomendarnos productos que nos pueden interesar en función de nuestras compras, o bien nos recomienda, cuando hemos realizado una compra, otros productos para que los costes de transporte sean más bajos. Es lo que llamamos Active datawarehousing: no tan sólo analizar información expost, sino utilizarla en el momento en el que el cliente tiene que tomar la decisión de si comprar nuestros productos o no. Este es un ejemplo de los máximos niveles de potencialidad alcanzados hasta ahora en el uso de Business Intelligence.

En sus inicios, Business Intelligence se aplicaba en las organizaciones a nivel táctico, es decir: analizo, tomo la decisión y establezco las políticas a aplicar. La segunda ola de Business Intelligence subió al nivel de la estrategia, como una herramienta que ayuda a la planificación estratégica. Hoy hablamos de Business Intelligence operativa, que es la que está ligada a la toma de decisiones en el día a día, con el objetivo de ser más ágiles en dicho proceso. De las experiencias de los proyectos en los que ha participado el autor se desprenden distintos factores críticos de éxito; este es el momento de compartirlos. No deberíamos olvidarlos en ninguno de nuestros proyectos de Business Intelligence:

• La importancia de tener un patrocinador del proyecto, si es posible, al máximo nivel de responsabilidad o dirección de la organización. El patrocinio por su parte nos ayudará a conseguir proyectos de mayor alcance y más ligados con la estrategia de la organización, lo que nos facilitará probablemente un mayor retorno de la inversión y un mayor apoyo durante la ejecución de los mismos.

• La utilización de una metodología. Este aspecto es clave para conseguir el éxito en el proyecto. La improvisación no es una buena compañera de los proyectos, y menos de los de sistemas de información para la toma de decisiones.

• El equipo multidisciplinario formado por miembros tanto del área de negocio como de la tecnológica. Compartir los proyectos facilita la comprensión de las distintas necesidades y mejora sin duda las relaciones entre ellos.

• La participación de los usuarios en el proyecto es fundamental, ya que ellos serán los que consigan los éxitos con el uso de las soluciones de Business Intelligence. Es fundamental que se registren los éxitos obtenidos con el uso de las soluciones.
El poder compartirlos nos asegurará la continuidad y los recursos necesarios para seguir avanzando.

• La definición de unos objetivos alcanzables y alineados con los de la organización. Los mayores éxitos de las organizaciones que compiten mediante el uso de Business Intelligence se obtienen cuando somos capaces de aportar información sobre áreas estratégicas de la organización. Normalmente, estas áreas están relacionadas con los clientes: el nivel de servicio, tiempo del ciclo, optimización de costes, selección de personal, etc.

• Debemos establecer un seguimiento del proyecto que nos permita evaluar su nivel de avance y de obtención de resultados.
Cuando las organizaciones se acercan a la madurez en el uso de estas tecnologías dejan de plantearse proyectos individuales y los gestionan como una forma de competir.

• La mayoría de las empresas que compiten con Business Intelligence no han ido invirtiendo de forma progresiva: estas inversiones, en la mayoría de los casos, se han generado por la aparición de nuevas necesidades y por el propio aprendizaje de las organizaciones.

• La evaluación continua de los resultados del proyecto nos permite mostrar cuáles han sido los obtenidos: al comunicarlos podemos generar el interés en nuevas áreas de análisis, creando nuevos modelos interdepartamentales que sin duda mejoran los resultados de la organización.

• El uso de las soluciones de Business Intelligence nos mostrará resultados que nos obligarán a tomar decisiones, por lo que es necesario que estemos preparados para ello.

• La tecnología debe ser coherente con nuestra organización y nuestros usuarios.

Con la ayuda de Bussines Intelligence consigamos organizaciones más eficientes, más eficaces y más competitivas, para que con ello puedan contribuir a la creación de puestos de trabajo y al desarrollo de una sociedad más humana, más sostenible, más respetuosa con el medio ambiente y más responsable socialmente.

Publicaciones Similares